La mayoría de científicos de universidades de investigación opinan que si bien la gran morbimortalidad causada por la pandemia del COVID -19- perdurara más tiempo del supuesto (1), su expansión será detenida o controlada cuando los niveles de vacunación, inmunicen al 70%, de habitantes de un área específica, país, o continente mediante el proceso de inmunidad de rebaño, donde una población especifica adquiere inmunidad contra el COVID -19- por la sumatoria de vacunación-infección y recuperación (2). Calculo extrapolado del análisis de ciertas epidemias anteriores, sin dejar de reconocer que fueron pandemias de menor alcance, es decir: no lo sabemos todo sobre las pandemias aun, existiendo actualmente recaídas atribuidas a reinfecciones por el mismo tipo de virus (3), inmunodeficiencias, virus con diferente genotipo y generación de anticuerpos neutralizantes antivirales de corta vigencia (4). Y, aunque existe un optimismo fundado sobre la efectividad de las vacunas, también existe desconfianza por sus potenciales efectos colaterales (5) y los ya conocidos. No se crea entonces, que, con solo elevar el porcentaje de vacunación, la pandemia se extinguirá. La meta inicial no es desaparecer la pandemia, sino mantenerla en una especie de estado crónico semejante al resfriado común. Empero lo real es que se necesitan más visiones, en tanto lo conocido es apenas el inicio de una batalla a largo plazo. Ante ello, desposamos aquí, algunas ideas que pudiesen contrarrestar o atenuar la pandemia: a) los virus b) los reservorios naturales del virus c) avances en las vacunas d) infraestructura sanitaria e) reformas curriculares en pre y postgrado en medicina.

LOS VIRUS

Para combatir eficazmente a los virus hay que estudiarlos más, sabemos poco de ellos en especial de sus aspectos fundamentales. Según información del National Human Genome Research Institute (6), USA : Los virus son pequeñas colecciones de material genético de DNA o RNA…, sin capacidad para replicarse solos, por lo que deben infectar células y usar los componentes de estas, para hacer copias de ellos mismos, proceso en el que a menudo matan a la célula huésped o, causan daño al organismo huésped” (sic). Y, la definición de seres vivos: “conglomerados de genes con información completa, con capacidad para autorreplicarse, generar proteínas y desarrollar formas complejas en las que prima la interacción comunicativa” (7). A ello el distinguido virólogo V. Rancaniello (8), agrega que “vivimos bajo una nube de virus…los virus infectan todos los seres vivos…comemos y respiramos billones de virus…portamos genomas virales como parte de nuestro propio material genético”, resaltando dos características básicas de los virus. Portan mayor diversidad genética que los humanos teniendo un fuerte impacto en océanos tierra y animales vivos. Una vez que infectan un ser vivo permanecen allí de por vida, por lo que deberíamos convivir y adaptarnos a ellos porque usualmente son inofensivos. La primera definición (la más importante), impele a los virus a introducirse al interior de los genomas de las células huésped humanas” …donde se autorreplican…” utilizando la sofisticada maquinaria reproductiva de las células huésped permisivas a esta invasión porque las células huésped poseen áreas de anclaje innatas para ciertos antígenos virales tipo llave-cerradura, como si hubiese existido un contacto previo inter genómico, en algún momento de la evolución. En el punto en que los virus ingresan a las células, uno está obligado a preguntarse ¿qué fuerza los conduce o atrae directamente hacia el genoma de las células respiratorias (¿es la simple fuerza de la exhalación del individuo infectado? O ¿son forzados por fuerzas físicas o eléctricas?), un proceso mediante el cual el virus adquiere, aunque sea temporalmente la condición de una célula viva: la reproducción. Hasta hace pocos años prevalecía el dogma de que cuando los virus están fuera de las células, permanecían inertes o muertos. Algo contradictorio ahora ¿porque entonces para que realizar intensas limpiezas del medio ambiente durante las pandemias si los virus ya estaban muertos? Siendo el terreno confuso, los virólogos se cuidan ahora de etiquetar a los virus como vivos, muertos o, semimuertos. Debemos convivir con los virus (empleando vacunas, se entiende), porque al igual que ciertas bacterias, los virus también tienen funciones benéficas para los humanos como la transmisión genética horizontal permitiendo según las circunstancias, variaciones favorables (9).

Respecto a lo anterior, algunos estudios recientes dan luces al respecto. Sonsem et al (10) y otros, han demostrado que individuos infectados con el Covid -19- pueden exhalar nanopartículas virales viables e infecciosas arropadas en liquido (aerosoles) y que pequeñas concentraciones virales se potencian en espacios poco ventilados, con escasa humedad y temperaturas altas, con lo que la etiqueta de inertes o muertos en el medio ambiente debería trocarse más bien por el de virus inactivos temporalmente o entes con protovida. Se achaca con cierta razón la falta de capacidad reproductiva de los virus a la imperfección de su genoma con lo que estos no podrían formar cuerpos complejos, no obstante, se sabe de la existencia de megavirus (11).

¿Si los virus son imperfectos porque persisten? O, los virus precedieron a las primeras células vivas en el denominado mundo del RNA (12) o son el producto de la descomposición o muerte celular, con reciclajes subsiguientes. Un problema cuya resolución ayudara a combatir los virus de forma más adecuada. El problema de impedir que los virus ingresen por nuestra nariz o boca procedentes de personas infectadas ha sido resuelto parcialmente con el empleo de mascarillas quirúrgicas de cierto tipo renuentes al ingreso de nanopartículas y, al distanciamiento social (13), lo que no excluye otros procedimientos (de naturaleza fisicoquímica dadas las cargas eléctricas portadas por los nucleótidos), por descubrir más efectivos.

Reservorios naturales

Se afirma que en general, los virus están en una relación de 10/1 (14), con respecto a las bacterias parasitando fundamentalmente plantas y animales donde utilizan el genoma de las células huésped para autorreproducirse, infiriéndose que los animales y vegetales que antecedieron a la raza humana constituían una barrera natural, que impedía que los virus se reprodujeran a gran escala, en las células humanas. Acontecía en estos casos que los vegetales y animales sobrevivientes al ataque de los virus, se adaptaban a ellos mediante mecanismos no distantes de los inducidos por las vacunas humanas. Ahora que los humanos deforestan sin control extensos bosques, que nuestra atmosfera es contaminada por gases generados por la industria y que los relaves mineros hacen otro tanto con nuestros ríos, es menester reconocer que hemos ido eliminando la muralla antiviral que antes nos protegía (15). Ahora estamos pagando el precio de esta actitud, siendo ahora los humanos los invadidos por los virus. Las epidemias virales continuaran a menos que adoptemos una actitud ecológica salubrista y restauremos los hábitats destruidos. Una actitud que debería ser acompañada por principios ético-biológicos de no matar a los virus por 2 razones a) son demasiados y tienden a mutar y b) porque aparte de disponer de algunas propiedades beneficiosas para los humanos, permiten también comprender procesos celulares básicos, mecánica de la síntesis proteica y de los mismos virus (16).

Vacunas del futuro

La realidad viene demostrando que las vacunas manufacturadas en base a mRNA (17), son más efectivas (97%), manufacturadas velozmente en grandes cantidades, que las que emplean virus inactivados. Lo importante en las vacunas mRNA es que su diseño y elaboración requirió enormes conocimientos inmuno-bio-biotecnológicos e informáticos (léase lógica y matemáticas), abriendo una nueva avenida del conocimiento. El éxito de estas vacunas hace prever que, con la ayuda de la Inteligencia Artificial, pronto se identificaran todos los puntos antigénicos del área RBD (no uno solo como ahora), de la proteína Spike, anticipándose al efecto nocivo de variantes o mutaciones virales. Aunque el CEO de la compañía Pfizer manifestó que la administración de 2 dosis protegería a los vacunados durante un año, poco después añadiría que, dada la necesidad, la compañía Pfizer estaba en capacidad de producir vacunas contra cualquier variante viral en menos de 100 días (18). Lo anterior prevé asimismo en base a datos estructurales de genomas y mutaciones virales de epidemias anteriores, calcular en el futuro cercano, el tiempo de ocurrencia y tipo de mutaciones de cualquier tipo de virus, importante para las próximas epidemias virales. Un direccionamiento tecnológico que nos obliga como país a manufacturar nuestras propias vacunas porque las variantes serán regionales y porque la tecnología, aunque novedosa no luce tan complicada como parece.

Infraestructura sanitaria

Las deficiencias de nuestro sistema sanitario desnudadas por la pandemia fueron básicamente cuatro: a) concentración de hospitales de nivel III y IV en Lima, con hasta 5 de ellos establecidos en áreas cercanas entre sí, b) escasez de equipos de laboratorio, plantas de oxígeno y comunicación modernos y otros. c) red de postas médicas para atención primaria, mayormente fuera de Lima (sierra y selva), en estado muy deficiente d) Altas tasas de morbimortalidad durante la primera y segunda ola vigente, dado el incumplimiento del distanciamiento social, obligándonos a refundar aspectos teórico-prácticos, académicos y estructurales, siendo prioridad importante descongestionar los grandes hospitales (posibles focos de transmisión inicial de las pandemias) y modernizar la infraestructura de la atención de salud primaria, siendo de necesidad : a) Construir en 1 ½ años, 100 mini hospitales (en vez de megapostas), de nivel I-II, fundamentalmente en sierra y selva peruanas, con las siguientes características: a) área:25000 m2, cada una. b) Contar con 15 camas expandibles a 40. c)Laboratorios automatizados para pruebas de sangre, orina, heces y suero básicos d) Rayos X e) Área UCI con 5 camas expandibles a 20. f) 2 salas de operaciones expandibles a 3 g) Consulta Externa con áreas básicas :pediatría, cirugía medicina, Gineco/Obstetricia, además de Oftalmología, Salud Mental y Dental, Traumatología (áreas especializadas a ser atendidas por Residentes, procedentes de distintas Universidades del país, en rotaciones de 3 a 6 meses), áreas para: vacunaciones, área potencial para helipuerto -para trasladar a pacientes complejos- congeladores para almacenar unidades de plasma, sangre y vacunas, área para alojamiento de personal sanitario temporal. A un costo de 3 millones de dólares por mini hospital, entrando estos en funcionamiento cuando tengan un avance del 70% en estructura y equipos, priorizándose culminar el faltante, según resultados de sus procesos. Empero, la razón de ser de estos mini hospitales debería ser a la brevedad la implementación y modernización de los servicios de Telesalud-tele consulta-tele-aprendizaje, para seguimiento virtual de casos cero, atención a domicilio de enfermedades de grado leve-moderado, monitoreo con oxímetros y otros de personas afectadas, empleando teléfonos, correos electrónicos, atendiendo casos complejos y de prioridad nacional, las 24 hs del día (19).

Reformas curriculares de pre y postgrado

Durante la pandemia se demostró a) que las vacunas podían diseñarse, probar su eficacia, identificar efectos colaterales en animales y humanos y tener listas las primeras vacunas en menos de 1 año, un proceso que hasta el 2019, demandaba 5 años en promedio b) Se realizaron múltiples autopsias e identificaron secuencias genéticas virales rápidamente al extremo de poder realizarse vigilancia genómica en menos de 1 año. c) Identificar el modo de transmisión viral y publicar en revistas indexadas miles de artículos sobre diversos tópicos de la pandemia. Todo lo anterior realizado en un tiempo tan corto pone en tela de juicio la efectividad de los currículos médicos latinoamericanos. Es menester realizar cambios curriculares en pre y posgrado en nuestras facultades de medicina, a fin de estar listos para resolver cualquier problema por difícil que parezca con nuestros propios medios, debiendo tenerse las siguientes metas : a) Reemplazar el escolasticismo-memorismo y las clases magistrales por un constructivismo permanente (20), apoyado por pensamiento crítico y un escepticismo sano b) extraer conocimientos y estadísticas de cuño nacional c) los exámenes deben ser realizados con pacientes reales (no elaborados mentalmente) y el examen darlo tanto los alumnos como los docentes. d) Las tesis de pregrado debe iniciarse en el 2do o 3er año y terminarse en el 4to o 5to año, debiendo estas ser trabajadas al interior de grupos de investigación establecidos con asesoría de docentes permanentes e) los pregraduados y graduados deben portar literatura (bibliotecas), de vanguardia en sus mochilas (internet) f) aprender ciencias básicas e inglés por inmersión (8 horas diarias sin cursos paralelos) g) Integrar cursos relacionados. h) fomentar currículos personalizados favoreciendo la elección de cursos electivos (21).

BIBLIOGRAFÍA

  1. Meredith Sam. Dr. Fauci says ‘help is on the way’ with vaccines, but doubts Covid can ever be eradicated. Newspaper CNBC News. Nov 12.2020. Visto el 15.04.2021 Disponible en:
  2. Desai AN, Majumder MS. What Is Herd Immunity? JAMA. 2020;324(20):2113. doi:10.1001/jama.2020.20895
  3. lsayed, Sarah M et al. “The Possibility and Cause of Relapse After Previously Recovering From COVID-19: A Systematic Review.” Cureus vol. 12,9 e10264. 5 sep. 2020, doi:10.7759/cureus.10264
  4. X. Chen, Z. Pan, S. Yue, et al. Disease severity dictates SARS-CoV-2-specific neutralizing antibody responses in COVID-19, Signal Transduct Target. Ther., 5 (2020), p. 180, 10.1038/s41392-020-00301-9
  5. Kim, J.H., Marks, F. & Clemens, J.D. Looking beyond COVID-19 vaccine phase 3 trials. Nat Med 27, 205–211 (2021). https://doi.org/10.1038/s41591-021-01230-y
  6. National Human Genome Research Institute: https://www.livescience.com/53272-what-is-a-virus.html
  7. Witzany G (2020) What is Life? Front. Astron. Space Sci. 7:7. doi: 10.3389/fspas.2020.00007
  8. Rancaniello Vincent. What is a virus? Virology Lectures. 2020.Columbia University, New York. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=lj3NhPgOoX4
  9. Malik SS, Azem-e-Zahra S, Kim KM, Caetano-Anollés G and Nasir A (2017) Do Viruses Exchange Genes across Superkingdoms of Life? Front. Microbiol. 8:2110. doi: 10.3389/fmicb.2017.02110
  10. Somsen G.A, Rijn C.V., KooiiS., Bem R.A., and Bonn D.2020. Small droplets aerosols in poorly ventilated spaces and SARS-Cov-2 transmission. The Lancet; May 27,2020 DOI: https://doi.org/10.2016/S2213-2600(20)30245-9
  11. Schulz, F., Yutin, N., Ivanova, N. N., Ortega, D. R., Lee, T. K., Vierheilig, J., et al. (2017). Giant viruses with an expanded complement of translation system components. Science 356, 82–85. doi: 10.1126/science. aal4657
  12. Higgs, P., Lehman, N. The RNA World: molecular cooperation at the origins of life. Nat Rev Genet 16, 7–17 (2015). https://doi.org/10.1038/nrg3841
  13. Roberge RJ. Are exhalation valves on N95 filtering facepiece respirators beneficial at low-moderate work rates: an overview. J Occup Environ Hyg. 2012;9(11):617–623. doi: 10.1080/15459624.2012.715066.
  14. Wu Katherine J. There are more viruses than stars in the universe. Why do only some infect us? National Geographic. 2020; April 15.Visto el 02,04,2021. Disponible en: https://www.nationalgeographic.com/science/article/factors-allow-viruses-infect-humans-coronavirus
  15. Pandemics result from destruction of nature, say UN and WHO. The Guardian.2020; june,17. Disponible en: Web site: https://www.theguardian.com/world/2020/jun/17/pandemics-destruction-nature-un-who-legislation-trade-green-recovery
  16. Joseph Bondy-Denomy and Alan R. Davidson. When a Virus is not a Parasite: The Beneficial Effects of Prophages on Bacterial Fitness. Journal of Microbiology. 2014; 52 (3), pp. 235–242. The Microbiological Society of Korea DOI 10.1007/s12275-014-4083-3
  17. Jackson, N.A.C., Kester, K.E., Casimiro, D. et al. The promise of mRNA vaccines: a biotech and industrial perspective. npj Vaccines 5, 11 (2020). https://doi.org/10.1038/s41541-020-0159-8
  18. Pfizer CEO Albert Bourla, On Covid Vaccine: Extended Interview | NBC Nightly News. Video (25’36”), 2021; 26, feb. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=xawG02DenNc
  19. McKee, M., Rajan, S. What can we learn from Israel’s rapid roll out of COVID 19 vaccination? Isr J Health Policy Res 10, 5 (2021). https://doi.org/10.1186/s13584-021-00441-5
  20. Dennick R. Constructivism: reflections on twenty-five years teaching the constructivist approach in medical education. Int J Med Educ. 2016; 7:200-205. Published 2016 Jun 25. doi:10.5116/ijme. 5763.de11
  21. L. A. Azzalis, L. Giavarotti, S. N. Sato, N. M. T. Barros, V. B. C. Junqueira and F. L. A. Fonseca. Student Centered Education Integration of Basic Sciences in Health’s Courses. Biochemistry and molecular biology education.2012; 40 (3), pp. 204–208. Disponible en: https://iubmb.onlinelibrary.wiley.com/doi/pdf/10.1002/bmb.20590
0 0 vote
Article Rating

Tus comentarios nos motivan...

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Scroll to Top
A %d blogueros les gusta esto: